CÓMO

¿Cómo Innovar?

La innovación progresiva o “la solución más simple suele ser la mejor”.

Este principio, conocido como el principio de parsimonia, señala que las soluciones a los problemas han de ser sencillas, claras, viables y fiables, toda vez que la innovación implica mejoras. Por lo tanto, la mejora no puede significar mayor gasto o carga laboral permanente (entendiendo que todo cambio siempre requerirá de un ajuste inicial que puede significar un poco más de esfuerzo), de lo contrario no estaríamos innovando.
Para ejecutar este principio y respondernos la pregunta ¿Cómo innovamos en CVV? definimos un camino de innovación, que hemos venido desarrollando desde hace un tiempo:

1. DISEÑAMOS UN PLAN ESTRATÉGICO DE INNOVACIÓN
2. NOS PROPUSIMOS DETECTAR E INTRODUCIR MEJORAS EN LA GESTIÓN DE PROCESOS
3. IMPULSAMOS LA OPTIMIZACIÓN DE LAS METODOLOGÍAS Y PROCESOS CONSTRUCTIVOS

Eso a nivel corporativo, pero ¿Cómo podemos innovar las personas?

La literatura relativa a innovación señala que hay una serie de actitudes que promueven la innovación. Estas son: