PARA QUÉ

¿Para qué innovar?

Es una pregunta habitual, sobre todo cuando estamos acostumbrados a hacer las cosas de una determinada manera y hemos obtenido buenos resultados. Sin embargo, siempre es bueno hacerse la pregunta, porque nos daremos cuenta que una actitud y un entorno innovador nos ayudará a:

- Mejorar las actividades que habitualmente hacemos.
Esto es, optimizar los tiempos, los resultados, los recursos, etc., lo que nos da la oportunidad de realizar con menor esfuerzo o costo algunas cosas, como también, con el mismo esfuerzo, obtener mayor retorno, no sólo en términos financieros.

- Adaptarnos a una situación de cambio.
El contexto actual en el mercado en que nos desenvolvemos es de gran competitividad, debido al ingreso de nuevos participantes, al aumento de las exigencias de los mandantes, la mayor complejidad de los proyectos, las nuevas normas y legislación, como también la alta demanda de personal calificado. Una actitud innovadora nos permite estar alerta y responder a dichos cambios.

- Hacer algo que antes no podíamos hacer.
Ya sea algo que implicaba muchos recursos de todo tipo (humano, económico, tecnológico) o que no encontraba las condiciones para su realización. Al tener en cuenta la innovación, estaremos atentos al cambio de condiciones y a la aparición de nuevas herramientas o métodos que nos permitan llevar a cabo nuevas soluciones.

Entonces, ¿Para qué innovamos en CVV?:
* Para ser competitivos
* Cumplir nuestros objetivos
* Ser sustentables